HOGUERAS.- Fernando García (El Nano) gran artista y mejor persona

No queremos dejar pasar la ocasión y recogemos un artículo que ha realizado Paco Bou, en la página de “Historia de Benidorm”, con motivo del fallecimiento de Fernando García (El Nano), que como el mismo describe era “un buen amigo, gran artista y mejor persona” que hace unos días nos ha dejado

Texto y Fotos: Paco Bou.- Nos ha dejado un gran señor que fue uno de los principales impulsores de las fiestas de hogueras y de barrio en Benidorm y que se merecería algo más que mis palabras.
A Fernando García (el Nano), muchos no lo conoceréis por el nombre, pero si a sus hijos y los negocios que tienen o han tenido en el pueblo en los años 80, como a Esteban del Manhatan, al Tete del Gavioto y a Antonio (Ñoño) que tuvo la Escuela de Calor y más tarde el restaurante al lado de la ITV La Barraca.

Este gran amigo regentaba el desaparecido camping el Hortet, en la Avda. de Europa, donde hoy se levanta el Centro La Noria, y en aquel lugar comenzó a fabricar hogueras de cartón y madera que quemaba en la Noche de San Juan.

La primera que recuerdo fue una que reproducía los Chorros de Polop, siendo la pieza central un homenaje al fallecido payaso de la TV Fofó.

Luego, al quitar el cámping para construir el complejo de La Noria, su trabajo pasó a ser pasto de las llamas en la calle Apolo XI, teniendo ya varios colaboradores en su construcción como mi padre, Salvador Bou, el gran pintor Miguel Ribes Sogorb y otros amigos: Juan Lloret (el Petit), Sebatián Antón (el Plum), Fernando Ferrándiz, Chimo Bou, Pepe (el Polvorilla), Antonio López (el Lladre), Manuel Cabezuelos (padre), Julián Sánchez-Migallón (padre), José Fernández (Pepe la Piedra), Antonio Cussac (Falconetti), Bartolo Agulló, Juan (el Pintor), etc., que crearon la primera comisión de la Peña y Foguera Apolo XI.

Después de los Caños de Polop y Fofó, vinieron otras creaciones como la Isla de Benidorm, la reproducción a escala del comienzo de la Calle Apolo XI, e incluso la primera “hoguera móvil” con el Edificio del Ayto. de la Playa a escala y que quemaron enfrente de este, todas ellas tuvieron su correspondiente Cohete, símbolo del nombre de la calle.

La última hoguera artesanal que se hizo fue mucho más grande, aunque no demasiado por precaución al ser quemada en la calle.

Representaba, como no, al Apolo XI y en la nube creada por su despegue, los “angelitos foguerers” de la comisión, entre los que estaba un “ninot” con su imagen.

Luego ya, la comisión decidió comprar el monumento ya hecho a los constructores de Alicante, siendo el primero comprado al gran artista y decano mestre foguerer, Ángel Marín Jover, que durante muchos años fue el proveedor de las carrozas de las Fiestas de Benidorm.

Se llegó incluso a crear una nueva comisión fogueril en el Centro La Noria, aunque duró pocos años.

Benidorm llegó a tener plantadas 4 Hogueras de San Juan a la vez: Apolo XI, La Cala, El Mercado y La Noria.

Además de hogueras, “el Nano”, como los amigos le llamábamos, construía belenes todos los años, bien para la peña Apolo, o para su casa, que amablemente exponía en la entrada del edificio Centro la Noria y que era de visita obligada todos los años, agasajando a los visitantes con licores y dulces navideños.

Para no extenderme más, en las fotos que adjunto pondré algo más, pero quiero que sirva este post como homenaje a estos grandes hombres que en su día pusieron su granito de arena en la promoción de nuestras fiestas y de Benidorm.

REPORTAJE GRÁFICO DE LA ÉPOCA (Fotos cedidas por Paco Bou)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*