MOROS Y CRISTIANOS.- Las huestes moras y las tropas cristianas pasaron por Benidorm

Benidorm ha celebrado las Fiestas de Moros y Cristianos. Unas fiestas que arrancaron  con la ‘Invasión Mora de la Villa’ y que  vivieron su acto central, la ‘Entrada’. En las calles más céntricas de Benidorm y como cada año, multitud de espectadores, entre los que se encontraba el alcalde, Toni Pérez, siguieron el desfile de las huestes moras y las tropas cristianas, que abrió la Colla de Xirimiters de La Marina.

Las primeras en hacer su aparición fueron las ‘filaes’ del bando moro: Musulmanes Tagarinos, Benidarhims y Nazaríes. A continuación, precedida por varias escuadras de hombres y mujeres, y acompañada de un ballet, llegó la Reina Mora, Rocío García Flores, de la filà Tuareg. Tras el paso del Cavallers de la Baronia, cerraron la ‘Entrada’ los máximos representantes del bando de la Cruz, los Reyes Cristianos, Rafa Urbano y Darina Bonete, de la filà Cruzados.

La última jornada de los festejos se ha iniciado el domingo con la escenificación del ‘Parlamento de Paz’, acto único y singular dentro de las celebraciones de Moros y Cristianos en España y que se basa en el texto escrito por el historiador e investigador Pere Mª Orts i Bosch.

Tras el ‘Parlamento de Paz’ se ha celebrado la tradicional ofrenda de flores, en la que han participado, entre otros, el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles; miembros de la Corporación municipal; y las Reinas de las Festes Majors Patronals, Marina Carrillo y Paula Mayor, acompañadas de sus Cortes de Honor.

Parlamento

Las Fiestas de Moros y Cristianos de Benidorm cuenta con un acto como es el tradicional ‘Parlamento de la Invasión Mora’, que cada año congrega a centenares de residentes y turistas en la playa de Levante.

La concentración de las Tropas Cristianas en su campamento de la playa, se produjo la llegada de las Huestes Moras, cuyo embajador intentó convencer al bando de la Cruz de que abandonasen la ciudad. Tras la negación de los cristianos, ambos bandos entraron en batalla, decantándose la victoria para los sarracenos.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.