SEMANA SANTA.- Benidorm inaugura la exposición “El Gran Poder de la Esperanza. Pasión Alicantina” en el Museo Boca del Calvari

SEMANA SANTA.- Benidorm inaugura la exposición “El Gran Poder de la Esperanza. Pasión Alicantina” en el Museo Boca del Calvari

La exposición “El Gran Poder de la Esperanza. Pasión Alicantina” ya se puede visitar en el Museo Boca del Calvari, y donde permanecerá abierta al público, de martes a domingo, de 10’30 a 13’30 horas y de 17 a 20 horas, hasta el próximo 1 de marzo de 2020.

La muestra (que estuvo expuesta en Alicante en el 2014) recoge buena parte del patrimonio material e inmaterial de la Hermandad alicantina de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y Nuestra Señora de la Esperanza Coronada, que posesiona por las calles de Alicante el Domingo de Ramos a las 19:00 horas, con salida desde la Parroquia de la Misericordia. Durante el recorrido por la exposición se puede ver el patrimonio y matices de imaginería y ajuar procesional exhibiendo mantos de ambas figuras procesionales, coronas, diademas, encajes, túnicas, frontis de pasos de palio, sayas, estandartes y llamadores de la estación de penitencia que toma carta de naturaleza en la Semana Santa como exhibición de fervor. En dicha muestra, se pude ver asimismo, el nuevo ajuar procesional y vestimenta de la Esperanza, que utilizará esta Semana Santa y confeccionado en el taller de bordado por Pepe Espadero y su equipo.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, el concejal de Fiestas y Eventos, Jesús Carrobles, el anterior hermano mayor de la Hermandad Nuestro Padre, Jesús del Gran Poder Antonio Millán, el Secretario General, Pedro Torregrosa, el vestidor de la Hermandad, Pepe Espadero y la presidenta de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores de Benidorm, Estela Canales Martínez-Pina, han inaugurado la exposición.

El primer edil, Toni Pérez destacó que “esta exposición la vamos a poder disfrutar en el corazón de Benidorm, una ventana abierta a todo lo que representa la Semana Santa en nuestra ciudad, en la que se van a ver auténticas obras de arte, que tenemos la gran suerte de ver en procesión por las calles con la llegada de la Semana Santa”.

H i s t o r i a

Hablar de la Muy Ilustre y Santa Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y Nuestra Señora de la Esperanza de Alicante, es hablar de siglo y medio de historia de nuestra Semana Santa, 160 años de historia que comienzan en 1840 con la venida desde tierras florentinas de la talla de una Virgen Dolorosa portando, entre sus manos, una corona de espinas. continuando hasta nuestros días y en la que se alternan épocas de bonanza y alegrías con otras salpicadas de dificultades y tristezas que llegaron a poner en peligro incluso su propia existencia. Dicha imagen, de autor desconocido y perteneciente a una de las mejores escuelas florentinas, podríamos datarla en las últimas décadas del siglo XVIII.

La imagen se veneraba en la capilla que la familia Salvetti poseía en el Convento de San Francisco, ubicado en el “Barriet de la Muntanyeta”. El convento ocupaba lo que actualmente es la Delegación de Hacienda.
Este barrio quedaba situado fuera de las murallas de la ciudad y estaba formada por pequeñas y diseminadas viviendas de gentes humildes que en su mayoría eran pescadores y marineros. Fue tal la fe y devoción popular que despertó la imagen, entre los habitantes del barrio, que hizo pensar a D. Arturo Salvetti, hijo de D. Víctor Cristóbal, junto a un gran número de vecinos y feligreses en fundar una Cofradía cuya imagen titular fuese esa Virgen Dolorosa.

P a s o s

Nuestro Padre Jesús del Gran Poder

La imagen del Señor del Gran Poder, fue realizada por el imaginero Antonio Castillo Lastrucci, inspirado en el más puro realismo barroco sevillano, donde supo enlazar de manera excepcional el dolor de Cristo hombre y el poder de Cristo Dios.

La talla del Nazareno con la cruz a cuestas se realizó en 1942 en Sevilla y tuvo, según reza el contrato, un coste de 7.000 pesetas. Realizada en madera de cedro y policromada destinada al culto y procesional, es de tamaño natural, con una altura total de 1,89 cms y fue realizada para ser vestida. Las extremidades superiores tienen la posibilidad de movimiento en tres partes: muñeca, codo y hombro.

En la observación directa de su anatomía y fisonomía se puede apreciar un modelado perfecto en pies, manos y cabeza. Su patetismo y la fuerza desgarradora de su impresionante zancada, su agonía y sufrimiento portando sobre sus hombros la Cruz, nos inclina a considerarle como una de las obras con más fuerza e intensidad de Castillo Lastrucci.

Nuestra Sra. de la Esperanza Coronada

La Virgen de la Esperanza es una imagen de candelero de base ovalada y escultura en madera de cedro y mide 1,61 mts y tuvo un coste de 3.000 pts.

El tono de la policromía es cálido, con encarnaciones morenas, lo que hace resaltar, aún más, su encanto de Virgen-niña, pleno de pudor, en contraste con la profunda tristeza que expresan sus ojos. Podríamos considerar esta imagen como un claro ejemplo del tipo de dolorosas de Castillo denominado “castizo sevillana”.

En el rostro de “La Esperanza”, Castillo plasmó las facciones de una “veinteañera” de negros ojos de cristal y profunda mirada. Las cejas son rectas, con un entrecejo que determina su sereno dolor. La nariz es recta y de correctas aletas.

La boca, de labio inferior algo pronunciado, aparece perfectamente modelada y dibujada con un rictus de dolor que contrae el labio superior, quedando entreabierta, lo que permite observar la talla de la dentadura superior. El mentón aparece acentuado y el cuello está perfectamente anatomizado.

La cabeza queda levemente inclinada sobre el lado derecho, siguiendo la dirección de la mirada. Su candoroso rostro queda estigmatizado por la presencia de tres lágrimas, grafismo propio de Castillo, dos en la mejilla derecha y uno en la izquierda. En la mano derecha lleva asido un pañuelo.

El 15 de octubre de 2011, en la Parroquia de Nuestra Señora de la Misericordia, tuvo lugar la Coronación Canónica de Nuestra Señora de La Esperanza. Cabe destacar que es la primera imagen dolorosa de la Semana Santa alicantina que ha sido coronada.

El actual paso de Palio de la Esperanza se realizó en el año 1992 cuando se volvió a recuperar, tras más de cincuenta años, el sistema de trabajaderas que años atrás se venía utilizando en nuestra Hermandad.
En el año 2011 y con motivo de la Coronación Canónica de la Esperanza, nuestro querido hermano y vestidor de la Esperanza, Pepe Espadero, dirigiendo el taller de bordado, realiza y regala un nuevo manto de terciopelo verde bordado en oro.

Sin lugar a dudas la obra cumbre y que significa el broche de oro al precioso palio donde luce Nuestra Madre de la Esperanza Coronada. Los faldones, son también obra de Pepe Espadero. Bordados en hilo de oro sobre terciopelo verde y con el escudo de la hermandad en el centro de cada uno de ellos.
REPORTAJE GRÁFICO DE LA EXPLOSIÓN

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin for Social Media by Acurax Wordpress Design Studio
Visit Us On Facebook